Celebramos con alegría y en comunión de propósito el Día del Amor y de la Gratitud el 23 de junio 2019. Este evento nace del deseo de crear juntos un mundo fundado en el poder del Amor y de la Gratitud en solidaridad y cooperación entre los seres humanos para el bien de la humanidad y del planeta.
 
Reconociendo el profundo sentido de pertenencia a la familia humana, en el profundo respeto de la Madre Tierra y de todas las especies que la habitan, nos unimos en una red sinérgica de intenciones puras y luminosas para expandir las altas vibraciones en el planeta. La conexión con nosotros mismos surge de nuestro corazón y se fortalece por el enraizamiento con la Madre Tierra y por el pensamiento centrado colectivo. Cuando el Amor fluye del uno al otro, genera cambios positivos en cascada en cada ser humano, elevando nuestra conciencia de los seres divinos.
 
Sólo cuando estamos unidos, el poder de los corazones se amplifica, manifestando al mismo tiempo la voluntad de vivir en las altas vibraciones. Cada vez que aumentamos nuestra frecuencia, imprimimos la realidad con la gracia y la luminosidad, manifestando físicamente la realidad que deseamos en nuestros corazones. En la conciencia de nuestro poder como co-creadores, de nuestra naturaleza humana y espiritual, estamos unidos en un solo corazón que late al unísono para traer luz y conciencia a cada lugar del planeta.

EL GRAN DÍA DEL AMOR Y DE LA GRATITUD es un momento de profunda unión de nuestros corazones con la fe consciente que abre un nuevo camino de evolución humana en armonía con la Madre Tierra. En esta jornada conectamos con nuestro corazón y con los corazones de toda la humanidad, moviendo la consciencia de la mente al corazón.
 
Acogiendo con amor y gratitud nuestra vida, nos asumimos la responsabilidad de la creación de la realidad a través de pensamientos, palabras, intenciones, emociones, gestos y acciones, dirigiéndonos al agua, elemento que encarna la Vida. El agua es el recurso más preciado del planeta: nutre la vida, atraviesa y recubre la Madre Tierra y es el componente principal de nuestros cuerpos, compuestos de más del 70% de agua. Con amor y gratitud pedimos perdón por todas las emanaciones individuales y colectivas que no hemos respetado a nosotros mismos, a la vida y a la Madre Tierra. A través de nuestra respiración volvemos al centro de nosotros mismos, abriendo el corazón y damos las gracias. 
 
 
 
 
 
oras 12:00 -  MEDITACIÓN MUNDIAL DEL CORAZÓN ORACIÓN DE BENDICIÓN DEL AGUA
 

 

 MEDITACIÓN DE LOS CORAZONES CRISTAL 

Comenzamos a centrarnos en nuestra respiración. Nuestra posición es sentados con los pies firmemente plantados en el suelo o en posición de loto. Inhalamos juntos ... percibimos la Luz que fluye en nosotros mismos ... recibimos el aliento vital que fluye a través de nosotros y liberamos la luz a nuestro alrededor ... irradiándola con Gratitud desde el centro de nuestro corazón. Inhalamos amor ... exhalamos gratitud ... La luz es calor, es energía, es amor que se propaga a través de todas las células de nuestro cuerpo. Agradecemos por el regalo de este momento.

Llenos de amor y gratitud, visualizamos las raíces blancas de la paz que parten de nuestros pies o del chakra  raíz según nuestra posición. Las raíces blancas de luz se hunden profundamente en la tierra, cruzando todas las capas subterráneas hasta el corazón del planeta. Pedimos permiso para entrar más profundamente en contacto con la Madre Tierra, a través de su corazón en apertura de nuestro corazón. Comenzamos a percibir su energía cálida y luminosa, mientras envolvemos su corazón con nuestras raíces en un abrazo de luz pura. La energía femenina del planeta regresa a través de nuestras raíces, alcanzando los pies ... luego las piernas y luego subiendo por el tronco ... alcanzando nuestro corazón ... que expande su luz aún más intensamente ... y luego nuevamente la energía sube a través de los hombros ... los brazos hasta las manos y luego otra vez hacia arriba ... cruzando el cuello, la garganta, la cabeza, nuestro tercer ojo, para luego irradiarse desde la corona hacia el cielo ...

Inhalamos amor ... exhalamos gratitud ..

Ahora activamos el tetraedro inferior o tetraedro de la Tierra con la punta apuntando hacia abajo. Es una pirámide con una base triangular que se extiende desde los pechos hacia abajo, hacia el corazón del planeta. Ahora seguimos subiendo, entrando en contacto con el sol, cruzando las nubes. En apertura de nuestro corazón, pedimos permiso para entrar en contacto con su energía, para conectarnos más profundamente con el Sol, a través de nuestro corazón, a través de su corazón. Envolvemos el sol en una luz intensa, en un abrazo luminoso y envolvente. La energía masculina del sol desciende hacia nosotros, a través del canal que hemos creado para esta conexión. La luz desciende a través de las nubes ... hasta que alcanza la corona ... nuestro tercer ojo. Percibimos una llama de luz, una llama de un fuego intenso que arde en nuestro tercer ojo. La forma es el ojo de horus, el ojo del sol.

Permanecemos en percepción por unos momentos, luego la luz continúa fluyendo a través de la garganta ... a través del chakra del corazón ... hacia abajo ... a través de todos nuestros centros de energía ... para llegar al chakra raíz o a los pies si estamos sentados con nuestros pies firmemente plantados en el suelo ... para luego irradiarse a través de las raíces en la Madre Tierra...

Comenzamos a visualizar el tetraedro superior o tetraedro del Sol que se extiende con la punta hacia el Sol. Activamos el tetraedro superior o tetraedro del sol. En el centro de nuestro corazón tiene lugar la fusión de las dos energías complementarias, femenina y masculina, y los dos tetraedros se unen formando el tetraedro estrella, que se obtiene de la intersección perfecta de los dos tetraedros que se encuentran en el corazón. Percibimos una poderosa expansión y el cuerpo se ilumina a través del nuevo vehículo multidimensional: el cuerpo de luz que brilla con su poderoso resplandor.

Estamos centrados en nuestro corazón ... escuchamos, en percepción de este momento, y  agradecemos con profunda gratitud. En conexión con el corazón de la Madre Tierra y del Padre Sol, pedimos permiso para conectarnos con el corazón de la Estrella de nuestra conexión interna para activar nuestro corazón de cristal, para expandir el amor desde el centro de nosotros mismos: el Amor Divino, en Creación de nuestro espacio sagrado, en el centro de nuestro corazón.

Pedimos a los amados seres de luz, a los grandes maestros, a los hermanos y hermanas cósmicos luminosos que apoyan la evolución humana por el bien supremo, de recibir los rayos de luz de nuestra estrella de origen en nuestro tercer ojo y la activación del corazón de cristal del espacio sagrado interior, en el cual reconocer la belleza y la armonía en la creación consciente, basada en el amor universal, en la compasión por cada ser en el camino de la evolución, en el sentimiento de Unidad con el Todo, el Todo en el Uno y el Uno en el Todo. Abrámonos para recibir los rayos de luz estelar y cósmica ... visualicemos en nuestro tercer ojo el ojo lunar, mientras nuestro corazón irradia luz pura desde su centro.

Percibimos expansiones desde el centro de nuestro corazón, la luz de nuestro corazón se vuelve azul y blanca. Nuestro eje central está iluminado con luz pura que fluye de abajo hacia arriba y de arriba a abajo. Nuestro cuerpo de luz está activo, con los dos tetraedros que se unen. El tetraedro inferior comienza a girar en sentido horario, mientras que el superior gira en sentido contrario a las agujas del reloj: espirales de luz se propagan desde el centro de nuestro corazón, expandiendo su energía de amor.

Permanecemos en este estado de escucha y percepción de la belleza y expansión del corazón, en el sentimiento del amor universal, en la compasión divina y la unión con el Todo para la creación de una realidad de luz, de una realidad de amor, en el profundo sentido de unidad y unión con el todo, en amor y en armonía con cada rincón de la creación.

En nuestro corazón se forman los dos tetraedros, el tetraedro inferior y superior que se encuentran en nuestro centro. Son dos tetraedros que contienen nuestro corazón dentro de ellos. Comenzamos a percibir una poderosa luz que irradia desde el centro de nuestro corazón en todas las direcciones, creando rayos de los colores del arco iris. Aquí y ahora se produce una poderosa transformación, una poderosa expansión: en el centro de los dos tetraedros se forma un cristal: el cristal de nuestro corazón, el espacio sagrado infinito del amor universal, el espacio sagrado infinito de la creación consciente.

Visualizamos la flor de la vida envolviendo nuestro cristal, sellando la creación consciente en el amor universal, en nuestro espacio más íntimo, en el centro de nuestro corazón, en el centro de nuestro corazón de cristal. Todos pueden percibir, visualizar el cristal de su corazón: hay diferentes cristales, dependiendo de la abertura interna. Visualizamos el cristal a medida que su forma llega y recordamos dentro de nosotros, guardando esta información para nuestra evolución.

Ahora estamos empezando a visualizar nuestras alas en crecimiento con la apertura de nuestros corazones: son las alas del ángel humano, de nuestro ser divino en este plano físico y en cada nivel en el que expandimos nuestra conciencia ... en cada vida del pasado y el futuro ... honrando nuestra multidimensionalidad ... en reconocimiento de nuestra esencia divina ... Seguimos escuchando y percibiendo esta expansión en el Amor Divino, en la conciencia que proviene de los niveles más altos. Estamos profundamente conectados con la esencia más íntima de nosotros mismos: en el centro de nuestro corazón, donde todo es posible, donde el espacio y el tiempo se fusionan, donde nace nuestra creación ... donde somos libres ... somos libres de amar ... somos libres de ser nosotros mismos en los niveles más altos de conciencia y sabiduría.

Damos gracias por este momento, por estar aquí y ahora.

Gracias, estamos aquí y ahora ..

En la apertura de nuestro corazón cristal, creamos juntos en la alta vibración. En expansión del amor universal, de la luz de la compasión ...

inhalemos amor ... exhalamos gratitud ... bendiciendo a todos los corazones de la humanidad y la Madre Tierra.

Así es.

 

 

MEDITACIÓN DE LOS CHAKRAS Y BENDICIÓN  DEL AGUA  

Ahora nos conectamos a los océanos, a las aguas azules, a las aguas esmeraldas, a las aguas cristalinas ... nos imaginamos que somos como una gota que fluye hacia el océano y se vierte en muchos colores y matices. Comenzamos a viajar en forma de gota en las aguas más cristalinas, limpias y puras del planeta ... que convergen en el lugar más cercano a nuestra esencia, más cerca de nuestro ser.

Llegamos a una playa de maravillosos colores, una playa de colores blanco claro, rosa y dorado ... las aguas cristalinas tienen varios tonos que van desde el turquesa, el esmeralda, al aguamarina ... exactamente como las piedras que brillan en la luz de nuestros ojos. Observamos con ternura a las otras criaturas vivientes: los peces de colores, la arena dorada, las algas multiformes. Son aguas purísimas de diferentes tonos, como lo somos nosotros, al igual que nuestras esencias, diferentes pero muy similares.

Reflejándonos en las aguas cristalinas podemos vernos a nosotros mismos, nuestra esencia más íntima y profunda, cada vez que expresamos la verdad que está en nosotros en la expresión plena de nuestro ser. Permanecemos por unos momentos en esta profunda percepción del amor por nosotros mismos.

Percibimos nuestro corazón de cristal que se ilumina, recordado por la pureza de las aguas cristalinas ... nos vemos a través del agua ... cada uno de nosotros ha alcanzado un nivel preciso en su camino. A medida que las aguas brillan al sol, como las estrellas en el cielo, una tortuga poderosa emerge de las aguas cristalinas y viene hacia nosotros, acompañada a su lado derecho por delfines y a su lado izquierdo por ballenas que comienzan a moverse alrededor de nosotros, generando burbujas de luz y salpicaduras de agua luminosa hacia nosotros.

En la playa podemos ver una arboleda atravesada por un río que fluye hacia el océano, habitado por numerosas criaturas pequeñas e industriales como el castor, la nutria, el lince, el puerro espín y el mapache. En lo alto, en el cielo escuchamos el llamado de un halcón, mientras que a la izquierda se acerca una garza y, a la derecha, un ibis que se acerca a nosotros, bailando elegantemente en el agua.

En plena presencia de este momento, nos abrimos para recibir el despertar de la energía kundalini. Visualizamos dos haces de luz blanca: son dos serpientes blancas, las dos polaridades energéticas, masculina y femenina, que se elevan desde los pies y las piernas y se funden en el primer chakra: chakra raíz. El color es rojo. El nivel es el de las relaciones con el mundo físico en vitalidad y enraizamiento a la Madre Tierra. Veamos el lado de la sombra: el miedo. Transformamos la apariencia de la sombra en un aspecto luminoso. Transformamos el miedo en centrado interior y equilibrio. Después de esta transformación volvemos a nuestro centro, integrando en nosotros los aspectos duales, los opuestos relacionados con este chakra, vinculados a la supervivencia.

Ahora las dos serpientes continúan subiendo y alcanzando el segundo chakra: chakra sacro. El color es naranja. El nivel es el de las relaciones con otro hombre u otra mujer. Comenzamos a percibir este chakra en la libertad de movimiento y relaciones. Observamos el aspecto de la sombra: el sentimiento de culpa. Centrándonos en nuestra respiración, transformamos el sentimiento de culpa en estabilidad y seguridad internas. Después de la transformación volvemos a nuestro centro. A través de nuestra respiración, armonizamos en nosotros mismos los dos opuestos, volviendo al punto central, al centro de nosotros mismos. Seguimos escuchando y percibiendo este chakra, vinculado al deseo.

Las dos serpientes continúan elevándose y alcanzando el tercer chakra: el plexo solar. El color es amarillo. El nivel es el de las relaciones con la familia humana. Seguimos en la percepción de nuestro poder personal. Miremos juntos el aspecto de la sombra: la vergüenza. Centrándonos en nuestra respiración, transformamos la vergüenza en confianza y aceptación de nosotros mismos. Después de la transformación volvemos a nuestro centro, integrando los dos opuestos en nosotros mismos. Seguimos escuchando y percibiendo este chakra, vinculado a la voluntad.

Las dos serpientes continúan elevándose y alcanzan el cuarto chakra: chakra del corazón. El color es verde. El nivel es el de la síntesis de todas las relaciones internas y externas en la integración del Ser terrenal, el Ser humano, con el Ser espiritual, el Ser superior. En el centro de nuestro corazón está la perfecta integración de la energía masculina y la energía femenina. Observamos el aspecto de la sombra: el dolor interior. Centrándonos en nuestra respiración, nos transformamos en el aspecto de la luz: el amor incondicional hacia nosotros mismos y hacia todas las partes internas y externas. Después de la transformación volvemos a nuestro centro, integrando en nosotros los aspectos duales, los aspectos de la sombra y la luz. Seguimos escuchando y percibiendo este chakra, vinculado al amor.

Las dos serpientes continúan subiendo y alcanzando el quinto chakra: chakra de la garganta. El color es azul. El nivel es el de las relaciones con nosotros mismos, con nuestro mundo interior en la afirmación de nosotros mismos, de nuestra verdad interior. Veamos el aspecto de la sombra: la mentira, la omisión de la verdad. Centrándonos en nuestra respiración, nos transformamos en el aspecto de la luz: la pureza y la autodeterminación de nuestro ser. Después de la transformación volvemos a nuestro centro, integrando los aspectos duales en nosotros mismos, reconociendo la perfección del todo. Seguimos escuchando y percibiendo este chakra, conectado a la comunicación.

Las dos serpientes continúan subiendo y alcanzando el sexto chakra: el tercer ojo. El color es índigo, azul. El nivel es el de las relaciones con el mundo invisible, en el poder espiritual y en las conexiones con los niveles superiores. Observamos el aspecto de la sombra: la ilusión de la separación. Centrándonos en nuestra respiración, nos transformamos en el aspecto de la luz: la visión del Uno, la visión de la Unidad. Después de la transformación volvemos a nuestro centro, integrando en nosotros mismos los aspectos duales, las dos polaridades. Seguimos escuchando y percibiendo este chakra, vinculado a la intuición. Las dos serpientes se funden en el tercer ojo: la unión del ojo del sol con el ojo de la luna, la integración del ojo solar con el ojo lunar, la unión perfecta del hemisferio izquierdo y el hemisferio derecho de nuestro cerebro: la La visión divina, la visión universal.

Un único haz de luz se aleja desde el tercer ojo hacia el séptimo chakra: el chakra corona. El color es morado. El nivel es el de las relaciones con otras dimensiones y con el cosmos, en la plena conciencia de nosotros mismos, de nuestro ser divino. Observamos el aspecto de la sombra: el apego terrenal. Centrándonos en nuestra respiración, nos transformamos en el aspecto de la luz: la conciencia del Uno, la conciencia de la Unidad, activando nuevas conexiones universales, convirtiéndonos en canales de conciencia, llevándola a la materia física. Después de la transformación volvemos a nuestro centro, integrando en nosotros mismos los aspectos duales, las dos polaridades. Permanecemos escuchando y en la percepción del séptimo chakra, vinculados a la conciencia del alma.

La energía kundalini se expande desde el séptimo chakra, fusionándose con el todo, con lo completo, con el cosmos, en la Unión perfecta y en el Sentido de Unidad con el Todo.

Percibimos este proceso que se produce en nosotros mismos. Es un proceso de renacimiento.   Agradecemos por el regalo de este momento y por estar aquí y ahora. Sentimos el calor, la energía moviéndose en cada chakra. Los vórtices de energía ocurren en cada uno de los chakras simultáneamente en el sentido de las agujas del reloj y en sentido contrario, en la terminación, en la fusión de energías complementarias, en la integración de las polaridades en nosotros mismos, en cada nivel de experiencia, asociados con cada chakra. 

Para sellar este momento, en perfecta unión visualizamos la cruz de Ankh ☥ que une todos los chakras, todos los centros de energía, sellando este momento de profunda purificación e integración interna en la armonización de los aspectos duales en nosotros mismos para trascender la dualidad y ascender a un mayor nivel de conciencia.

Visualizamos la cruz de Ankh que se extiende vertical y horizontalmente a la altura de nuestro corazón, símbolo de renacimiento, símbolo de unificación, símbolo de integración de opuestos, de masculino y femenino. La cruz de Ankh está llena de luz y, paralelamente, se ilumina cada centro de energía, trayendo una nueva conciencia a nosotros mismos, trayendo la armonización a nuestro ser más íntimo, la conciencia del Uno, de la Unidad. La transformación y la integración internas tienen lugar, elevándonos a un nuevo nivel de conciencia.

Agradecemos con profunda Gratitud por el regalo recibido, agradecemos a los seres amados de la luz, a los grandes maestros, a los hermanos y hermanas cósmicos luminosos, que apoyan la evolución humana por el bien supremo y nos dirigimos al Agua, cogidos de la mano, para ofrecer nuestra oración de perdón y bendición.

 

Amada Agua, nos dirigimos a Ti con respeto y amor.
 
Al asumir la plena responsabilidad de nuestras vidas, nos te pedimos humildemente perdón por cada palabra, cada gesto, cada pensamiento, cada acción, cada emoción que no ha respetado la vida que hay en ti.
 
Perdonanos..perdonanos..perdonanos ..
 
Nos te amamos y te agradecemos. Nos te amamos y te agradecemos. Nos te amamos y te agradecemos.
 
Nos te respetamos .. Nos te respetamos .. Nos te respetamos ..
 
Gracias..Gracias..Gracias ..
 
Nos somos hijos de la luz y en la luz renacemos ... en cada aquí y ahora ... en reconocimiento de quienes somos realmente, de nuestra naturaleza más íntima y profunda ... somos canales de luz cósmica infinita, de inteligencia universal manifestada en el nivel físico-material ... estamos unidos en un corazón que late por la humanidad y por la Madre Tierra.
 
Hoy nos somos libres de amar ... nosotros somos libres de ser lo que somos ...
 
Nosotros somos libres de crear un mundo de luz y amor en el centro de nuestro corazón.
 
Hoy nosotros bendecimos cada mar, cada río, cada arroyo, cada lago, cada fuente, cada agua que fluye en nuestro planeta hasta que alcanzamos la gota más pequeña de agua, para que pueda volver a fluir clara y pura como un cristal en la amada Madre Tierra.
 
Con amor y gratitud, Así Es.

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Somos muchas pequeñas gotas, pero cada gota combinada con las otras forma el océano entero. ¡Únete a la ola de Cambio en las altas vibraciones de Amor y de la Gratitud!

Si deseas convertirse en organizador en tu ciudad, envíenos un correo electrónico a info@essereilcambiamento.it.


PS: llévate una botella de agua en la que ponga “Amor y Gratitud”, esterillas, sillas plegables, cojines de meditación para estar cómodo.
 
 
 
GRACIAS 
 

Agradecemos al científico japonés Masaru Emoto por documentar la capacidad del agua para almacenar recuerdos en forma de cristales armónicos en caso de vibraciones positivas y por habernos dejado el oraciòn  del agua . Agradecemos a la organización sin fines de lucro Emoto Peace Project por la colaboración en la distribución del folleto para niños "Message from Water", con el fin de educar a los niños sobre la conciencia del agua. También agradecemos al instituto de investigación estadounidense HeartMath por documentar el campo de energía más poderoso en nuestro cuerpo que se encuentra en el corazón humano. El campo electromagnético, formado por nuestro corazón, reproduce el campo electromagnético del planeta en escala, destacando la profunda conexión con la Madre Tierra y con cada forma de vida en la perfección matemática y geométrica del nuestro universo. Agradecemos al investigador científico Roger Nelson por documentar los efectos en la conciencia humana de los eventos del Amor y de la Gratitud en el Proyecto de Conciencia Global “Global Consciousness Project”. Agradecemos al Team de Ser el Cambio "Essere il Cambiamento", los traductores, los músicos y cantantes y todos aquellos que hacen posible este maravilloso evento cada año.

Música y sonidos- Gong Neidagong - www.neidan-gong.it - gong@armoniesonore.it

_____

 
_____ 
• Japanése 日本の: "Uchu no Mugen no Chikara ga Kori kotte, Makoto no Daiwa no Miyo ga Nari natta" 宇宙の 無限の 力が 凝り凝って 真の 大和の み世が 生り成った
• Italiano: "Il Potere Eterno dell'Universo si è riunito per creare un mondo di vera e grande armonia" 
• English: "The Eternal Power of the Universe has gathered itself to create a world of true and great harmony"
• Español: "El poder eterno del Universo se ha reunido para crear el mundo de verdadera y grande harmonia."
• Français: "Le pouvoir éternel de l'univers s'est rassemblé pour créer un monde de vérité et de grande harmonie."
• Deutsch: "Die unendliche Kraft des Universums hat sich vereint, um eine Welt wahrer und großer Harmonie zu erschaffen"
• Português: "O poder eterno do universo reuniu-se para criar o mundo de verdadeira e grande harmonia."
• Românesc: "Puterea eternã a Universului sa unit pentru a crea o lume de o adevãratã si mãreatã Armonie."
• Sveska: "Universums eviga kraft har samlats sig själv för att skapa en värld av sann harmoni."
• Chinese 中國語文: "Yǔzhòu zhōng yǒnghéng de lìliàng huìjù shì wèile chuàngzào chū zhēnzhèng dà héxié de shìjiè" 宇宙中永恒的力量汇聚是为了创造出真正大和谐的世界


Page on facebook - Group on facebook - General Event on facebook - e-mail